Desde el 01/01/2013 vuelve a ser aplicable el Art.. 15.5 del Estatuto de los Trabajadores, acerca del encadenamiento de contratos temporales, reanudándose el cómputo del plazo de los 24 meses sobre un periodo de treinta meses en cuyo caso el trabajador deviene en fijo, plazo que había estado en suspenso desde 31/08/2011 hasta 31/12/2012.

Art. 15.5 ET: «los trabajadores que en un periodo de treinta meses hubieran estado contratados durante un plazo superior a veinticuatro meses, con o sin solución de continuidad, para el mismo o diferente puesto de trabajo con la misma empresa o grupo de empresas, mediante dos o más contratos temporales, sea directamente o a través de su puesta a disposición por empresas de trabajo temporal, con las mismas o diferentes modalidades contractuales de duración determinada, adquirirán la condición de trabajadores fijos.«